Oración para enfrentar momentos difíciles

Cuando estamos cerca de Dios la vida es más fácil

Señor de la Misericordia, no puedo más, no tengo ninguna seguridad en estos momentos de dificultad.

Vengo con humildad a entregarte todo, mis angustias, mis miedos y mi futuro. Yo sólo no puedo sobrellevar todo, ocúpate Tú de mis asuntos, espero en Ti. Señor, ven pronto, te estoy llamando, ven deprisa.

Señor de la Misericordia, no me dejes, háblame, tócame, despiértame, acompáñame, no permitas que me pierda en medio de la tormenta de los problemas, dame la fe que me falta para descubrir que junto a Ti todo lo puedo, y que con tu auxilio mis cargas serán más ligeras.

Señor de la Misericordia, sé luz en mi mente, paz en mi corazón, sabiduría en mis decisiones y seguridad en mi camino. En especial te pido que transformes mi pobre corazón en un corazón como el tuyo, necesito amar con más intensidad y perdonar con más ligereza, derrama tus gracias sobre mi corazón.

Señor de la Misericordia, ven pronto, toma mi corazón, dame fuerza y valor, ayúdame a sacar fruto abundante de este momento de dificultad, ilumíname para encontrar y tomar la mejor solución, y cuando haya pasado este momento difícil envía tu luz sobre mí para superar este periodo de prueba y pueda aprender algo de él. Señor de la Misericordia, hágase tu Divina Voluntad. Amén.

¡Déjame tu comentario!