Milagrosa oración de petición a san Benito y el uso de la medalla

Te saludamos con filial afecto, 
Oh glorioso Padre San Benito, obrador de maravillas, 
cooperador de Cristo en la obra de salvación de las almas. 

¡Oh Patriarca de los monjes! 
Mira desde el cielo la viña que plantó tu mano. 
Multiplica el número de tus hijos, y santifícalos. 
Protege de un modo especial a cuantos nos ponemos 
con filial cariño bajo tu amparo y protección. 

Ruega por los enfermos, por los tentados, 
por los afligidos, por los pobres, y por nosotros que te somos devotos.

Alcánzanos a todos una muerte tranquila y santa como la tuya. 
Aparta de nosotros en aquella hora suprema 
las acechanzas del demonio, y aliéntanos con tu dulce presencia.

Y con fe te pedimos nos consigas la gracia especial que te pedimos
(mencione su petición)

Oh! Padre Eterno, te suplico que destruyas 
el poder de tus más grandes enemigos: los espíritus malignos. 
Arrójalos a lo más profundo del infierno 
y déjalos ahí para siempre. Amén.

¿Dónde poner la medalla de san Benito?
1. En una cadena alrededor del cuello;
2. Adjunta a un rosario;
3. En el bolsillo o en el bolso,
4. Colocada en su coche o en casa;
5. Situada en los cimientos de un edificio;
6. Situada en el centro de una cruz.

Además recuerda que el uso de cualquier artículo religioso es concebido como un medio de recordar a Dios y de inspirar la voluntad y el deseo de servir a Dios y al prójimo. No es considerado como un amuleto de buena suerte o un dispositivo mágico.

¡Déjame tu comentario!