Estos son los pecados que más débiles nos ponen ante el diablo

El P. Pedro Paulo Alexandre, exorcista de la Arquidiócesis de Florianópolis (Brasil), advirtió que actualmente se puede observar una mayor acción del demonio debido a “los pecados practicados contra el Primer Mandamiento de la Ley de Dios”.

En su nuevo libro “Fenómenos Preternaturales: sobre las acciones de los ángeles y de los demonios”, el P. Alexandre da una explicación sobre este tema basándose en la Biblia, la teología, el magisterio de la Iglesia y otros recursos.

En una entrevista concedida a ACI Digital –agencia en portugués del Grupo ACI –el exorcista resaltó que “en medio de un contexto delicado en el que vivimos –en el que se multiplican las prácticas de superstición, ocultismo, adivinación, magia, prácticas que son prohibidas en las Sagradas Escrituras– es fundamental conocer que el magisterio, los Papas, las conferencias episcopales, especialistas, historiadores nos hablan al respecto de estos temas”.

“Es urgente ayudar a las personas a que perciban los riesgos espirituales que están entorno de esas prácticas”, expresó.

El sacerdote indicó que la mayor apertura a la acción del demonio se debe a los pecados cometidos contra el Primer Mandamiento, entre los que se destaca “la superstición por la cual divinizamos alguna criatura o fuerza criada, cayendo así en la idolatría (Ex 20, 2-17)”.

El P. Pedro Paulo Alexandre también dijo que otro de los pecados que intensifican la acción demoniaca es la “adivinación” y al respecto recordó las palabras de San Alfonso María de Ligorio, quien en su libro “Teología moral” explica que “la adivinación se da cuando alguien invoca la ayuda tácita o explícita de los demonios con el fin de conocer las cosas futuras contingentes –no necesarias– o cosas ocultas que no se pueden conocer naturalmente”.

Haciendo referencia a ese mismo santo, el exorcista indicó que el tercer pecado contra el Primer Mandamiento es la “magia” porque esta “atribuye honras divinas a las criaturas, esperando de ellas algo que solo debemos esperar de Dios y también porque intenta entrar en un pacto con el demonio”.

“A través de esos pecados el demonio corrompe nuestra relación con Dios”, manifestó el P. Alexandre.

Por otro lado, el exorcista lamentó que actualmente “muchos niegan la existencia de Satanás y de sus demonios”.

En ese sentido, recordó que el autor inglés C.S. Lewis, en el prólogo de su libro “Cartas de un diablo a su sobrino”, escribió que “hay dos errores iguales y opuestos en los cuales podemos caer al respecto de los demonios. Uno es no creer en su existencia y el otro es creer y sentir un interés excesivo y no saludable por ellos. Ellos están igualmente satisfechos con ambos errores”.

También subrayó que “es urgente conocer la incompatibilidad que existe entre la fe católica y las otras doctrinas”.

En cuanto a su propio libro, el P. Alexandre expresó que desea “cooperar con todos los que buscan comprender a partir de la fe de la Iglesia y de los grandes estudiosos la realidad de la acción preternatural: principalmente la acción de Satanás y de sus demonios en nuestro mundo”.

“En segundo lugar, pretende ser una ayuda pastoral. Ante el sufrimiento, las personas buscan respuestas. Hoy, muchas personas heridas golpean a la puerta de la Iglesia pidiendo socorro. Profundizar los temas ligados a la acción preternatural, podrá ayudar mucho en el arduo proceso del discernimiento de cada caso ", precisó.

En tercer lugar, dijo, el libro “es una invitación al estudio”.

“En la parte final del libro presente como apéndices diversos textos, entrevistas y temas de gran importancia, los cuales fui recibiendo a los largo del tiempo de parte de amigos exorcistas, de grandes autores y especialistas en diversas áreas”.

Según el sacerdote, la obra consta de “un vasto y excelente material de formación” en el cual el lector “descubrirá la preciosidad de la fe católica, de los grandes tesoros espirituales que Jesús concedió a su Iglesia, de las diversas armas que tenemos para frenar esa batalla espiritual cotidiana”.

Traducido y adaptado por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en ACI Digital.

¡Déjame tu comentario!