“Dios es real. Dios nos ama, quiere lo mejor para nosotros"

El popular actor de 'Jurassic World' también enseñó a la próxima generación: “Aprended a rezar. Es fácil y es muy bueno para vuestra alma”

Chris Pratt es uno de los actores más populares de Hollywood ahora mismo, tras recibir una gran atención por sus interpretaciones cómicas en Guardianes de la galaxia, en Vengadores: Infinity War y por su papel protagonista en la nueva serie de películas de Jurassic World. También es uno de los actores más francos y abiertos, sin miedo a compartir su fe cristiana en público.

Hace poco, Pratt recibió el “Premio de una Generación” en los MTV Movie & TV Awards, donde aprovechó la oportunidad para ofrecer su sabiduría (y buen humor) con la próxima generación de jóvenes. Ante el público de MTV habló de sus “nueve reglas”, mezclando profundas verdades teológicas con varias bromas desenfadadas.

Su segunda regla era simple, pero profunda: “Tenéis alma. Cuidad de ella”. Luego, Pratt continuó en esa línea con su quinta regla: “No importa lo que sea. Sed dignos de ello. Una buena acción. Acercaos a alguien que sufra. Prestad servicio. Hace sentir bien y es bueno para vuestra alma”.

Pero fue su sexta regla la que dejó atónito al público, cuando anunció a los jóvenes de todas partes que “Dios es real. Dios os ama, Dios quiere lo mejor para vosotros. Creedlo; yo lo creo”.

Pratt no se quedó ahí, sino que con su octava regla enseñó a la siguiente generación: “Aprended a rezar. Es fácil y es muy bueno para vuestra alma”.

Con su novena regla, el actor cerró el discurso refiriéndose al sacrificio definitivo de Jesucristo: “La gente os dirá que sois perfectos tal y como sois, ¡no es así! Sois imperfectos. Siempre lo seréis, pero hay una fuerza poderosa que os diseñó de esa forma y si estáis dispuestos a aceptarlo, tendréis gracia. Y la gracia es un don y, como la libertad que disfrutamos en este país, esa gracia se pagó con la sangre de otro. No olvidéis eso. No lo deis por sentado”.

 

Pratt ha recorrido un largo camino de conversión durante gran parte de su vida y declaró hace varios años que iba a cambiar su vida, a seguir a Jesucristo. De vez en cuando mantiene un sentido del humor un tanto grosero, pero continúa comprometido a difundir el amor de Dios cuando tiene oportunidad de hacerlo.

¡Déjame tu comentario!